Según una investigación realizada por Microsoft, nueve de cada 10 negocios peruanos han acelerado su proceso de transformación digital con la pandemia. Además, el 37% de pymes realiza una inversión constante en tecnología, mientras que el 46% ya ha destinado un presupuesto para esta área.

Esto ha facilitado los procesos de reclutamiento de personal, logrando que el 51% de pequeñas y medianas empresas cuenten con colaboradores que viven en lugares distintos a la sede de la compañía.

“Los procesos de selección han cambiado. Las nuevas tecnologías están aportando datos e información clave para encontrar los perfiles ideales para un puesto de trabajo. Por eso, desde los reclutadores, se está generando mayor empatía, flexibilidad y comprensión, pues el candidato se lleva una impresión de la empresa desde el primer contacto, que es cuando se muestran los valores de la organización”, señala Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland.

En este sentido, el experto detalla cuatro cambios que están ocurriendo durante la contratación de colaboradores:

  1. Selección de personal en remoto. Cada vez es más frecuente que los procesos de selección sean virtuales o híbridos (combinando el aspecto presencial y el digital), ya que supone un ahorro de tiempo para postulantes y reclutadores. “En algunas compañías, se vienen implementando entrevistas por videollamadas para muchas posiciones; sin embargo, para los cargos de mayor nivel, aún se realizan procesos presenciales”, afirma Ameghino.
  2. Mayor atención en la comunicación no verbal. Entre los candidatos a una vacante laboral, la comunicación no verbal puede jugar un rol decisivo para que ingresen a trabajar en una empresa. Por eso, cada vez es más común grabar a los postulantes que se entrevistan por videoconferencia. Esto permite evaluar sus gestos y tonos de voz.
  3. Búsqueda de colaboradores versátiles. La adaptación y resolución de problemas son aptitudes que se están priorizando en los procesos de selección. Estas habilidades, además de propiciar un buen clima laboral, permiten la rotación de puestos entre colaboradores de una misma organización. “Muchas empresas destacan ciertas habilidades de sus empleados y las vinculan con determinados puestos de trabajo. Así, se puede aprovechar la experiencia que les otorga cada área, para tener una perspectiva distinta en el diseño y ejecución de proyectos”, comenta el especialista del Grupo Crosland.
  4. Diversificación en la selección de personal. Actualmente, las compañías no solo buscan la paridad de género, sino que apuestan por un enfoque multicultural. Ante ello, el teletrabajo ha hecho posible que se contrate personal local y extranjero para sumar enfoques distintos a los proyectos empresariales. Por otro lado, con el uso de tecnologías, se están volviendo más frecuentes las estrategias de blind recruitment ꟷo reclutamiento a ciegasꟷ, para eliminar datos que puedan sesgar a los postulantes, como nombre, género, edad, hobbies, intereses, estudios, entre otros. En lugar de esto, se centran en la trayectoria profesional y las habilidades de cada aplicante.

WhatsApp: estos son los celulares Android y iPhone que dejarán de funcionar con la app este 2022