La inversión privada -generadora de puestos de trabajo- sigue sin alzar vuelo. El último reporte de inflación del Banco Central de Reserva (BCR) da cuenta que la inversión privada apenas creció 0.9% en el primer semestre de 2022, tasa menor que en 2021.

Este resultado se debe -subrayó- por los bajos niveles de confianza empresarial que se mantienen en el tramo pesimista y por el menor impulso de la autoconstrucción debido a la normalización de los hábitos de gasto de las familias.

A la par, el volumen de importación de bienes de capital se contrajo 6.5% interanual en el mismo periodo. Ante ello, el BCR anotó que se mantiene la proyección de crecimiento nulo para la inversión privada en 2022 por el impacto de menores expectativas empresariales en el segundo semestre.

En la misma línea, proyecta que la inversión minera se reduzca por la persistencia de los conflictos sociales y términos de intercambio menos favorables.

-Qué se espera para el 2023-

Para 2023, el BCR rebajó su proyección de crecimiento de la inversión privada de 2% a 1.8% respecto a su reporte anterior.

Esto se explica -refirió- por una recuperación más gradual de la confianza empresarial y por la contracción proyectada de los términos de intercambio, lo cual impactaría negativamente en las decisiones de nuevos proyectos de inversión, principalmente del sector minería.

Se tiene previsto, en tanto una contracción en este componente de la inversión, pues grandes proyectos, como Quellaveco y Toromocho, culminarán sus desembolsos en 2022. “Estos efectos serían parcialmente compensados por las medidas destinadas a facilitar, fortalecer y destrabar la inversión privada propuestos por el plan Impulso Perú”, acotó el reporte del BCR.

El BCR indicó que las inversiones entre enero y julio de 2022 totalizaron US$ 2,780 millones, principalmente por las empresas Anglo American Quellaveco (US$ 705 millones), Antamina (US$ 225 millones) y Yanacocha (US$ 172 millones).

La proyección para el periodo 2022-2023 considera la culminación de la construcción de los proyectos Quellaveco (US$ 5,5 mil millones de inversión total) y Ampliación de Toromocho (US$ 1,3 mil millones) en 2022.

Adicionalmente, se espera que se inicie la fase de construcción de San Gabriel (US$ 0,4 mil millones) en 2022.