La invasión rusa a Ucrania ha vuelto a hundir el mercado laboral mundial en la incertidumbre, lo que podría poner fin a un repunte sorprendentemente sólido registrado tras contraerse durante la pandemia, según la OCDE.