Innovar es un objetivo constante para las empresas, sobre todo en tiempos donde la transformación digital avanza aceleradamente. En ese sentido, hoy grandes y medianas compañías buscan nuevas alternativas para mejorar productos, procesos y tecnología, pues bajo su modelo tradicional el camino podría ser más largo.