El aumento del precio en los diferentes productos de la canasta básica familiar no ha dejado de subir en los últimos meses, lo que ha conllevado que cada cierto tiempo, las amas de casa tengan que replantear gastos.